Obras «mal hechas» en centros históricos infringen la ley: INAH
ABC TLAXCALA Principal


Obras «mal hechas» en centros históricos infringen la ley: INAH

Correo electrónico Imprimir PDF

La falta de acercamiento oportuno de las autoridades para solicitar asesoría en la materia, redunda en proyectos deficientes, advierte el delegado José Miguel Rivas


El delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Tlaxcala, José Miguel Rivas García, reconoció que varios proyectos de imagen urbana desarrollados durante el pasado sexenio «están mal hechas» y que, incluso, infringieron la normatividad.
Al ser abordado sobre las construcciones y remodelaciones que, en su momento, se emprendieron en varias cabeceras municipales, y que aún ahora se ejecutan sin asesoramiento del INAH, como sucedió recientemente en el caso del parque de Zacualpan, el funcionario federal observó que, por desconocimiento de la normatividad vigente, las autoridades locales han permitido trabajos cuyos efectos son irreversibles en los monumentos históricos.
Recordó que las construcciones clasificadas en esta categoría son aquellas que fueron edificadas entre los siglos XVI y XIX, y que corresponde al Consejo de Arqueología del INAH autorizar los proyectos de remodelación que pretendan llevarse a cabo en las zonas consideradas, precisamente, de monumentos, en las municipalidades.
Y tal situación no ocurrió en el caso de Zacualpan, donde la realización de un nuevo parque, similar al ejecutado en Xicohtzinco, no era acorde con el patrimonio arquitectónico del lugar, sin contar que las autoridades no se acercaron oportunamente a solicitar asesoría en la materia.
Tal situación, observó, finalmente redunda en proyectos deficientes y obras mal hechas.
Sin embargo, el recién nombrado delegado en Tlaxcala dijo desconocer las razones por las que, en su momento, no se aplicó la ley para fincar responsabilidades, refiriéndose a las obras efectuadas en la pasada administración, razón por la que, a partir de ahora, mencionó que se propiciarán acercamientos con los presidentes municipales y los directores de obras para abordar este tema, que no sólo incide en el patrimonio cultural, sino también en el aspecto turístico.
«Muchas cosas están mal hechas y no podemos imponer el desarrollo. Hay muchas ocasiones en que destruyen las cosas y se sancionan y no gana nadie (…) como es un proceso de educación vamos a buscar contacto para que no tengan problemas de este tipo», apuntó.